Náuseas y vómitos en el paciente con cáncer: ¿cómo hacerles frente?

28 Ene 2021
Badajoz

Dr. Luis Miguel Luengo Pérez
Médico especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Badajoz

 

Aunque la probabilidad de padecer náuseas y vómitos durante el tratamiento con quimioterapia puede variar en función de los fármacos y la premedicación empleados es frecuente padecerlos. Igual que lo es cuando el tumor está localizado en el tubo digestivo o en el sistema nervioso central. 
 
Además del efecto de los fármacos empleados para combatirlos, una adecuada estrategia dietética centrada en modificar el tipo de comidas y su composición, la forma de comer y el entorno también se ha demostrado que contribuyen a disminuir la intensidad y la frecuencia de las náuseas y los vómitos.

Algunas recomendaciones son: 

o    Disminuir el volumen de alimentos, aumentar la frecuencia de las comidas procurando comer antes de tener apetito -ya que este aumenta las náuseas-, y tomar despacio los alimentos a una temperatura fría o templada para mejorar su tolerancia y no saltarse ninguna comida ni comer en exceso. 

o    Evitar estar en la cocina durante la preparación de la comida para disminuir las náuseas y procurar comer en un lugar tranquilo y fresco. 

o    Evitar cocinar alimentos (y otras sustancias como perfumes y productos de limpieza) que generen olores fuertes o desagradables; mejor elegir alimentos con sabores suaves.

o    Evitar texturas desagradables (casquería, por ejemplo) y masticar muy bien los alimentos antes de tragarlos. 

o    No tomar líquidos durante las comidas para no aumentar el contenido del estómago (y el riesgo de náuseas y vómitos) con alimentos que aporten menos nutrientes que los sólidos; entre las comidas es recomendable tomar líquidos fríos con aporte de nutrientes (leche desnatada, zumos, suplementos nutricionales).

o    Una alimentación variada y, sobre todo, rica en proteínas, mejora las náuseas y los vómitos hasta el punto de que tomar alimentos (o suplementos nutricionales) ricos en proteínas antes de recibir un ciclo de quimioterapia disminuye prácticamente 7 veces el riesgo de presentar náuseas y vómitos después. También se ha comprobado que añadir jengibre al suplemento proteico puede reducir significativamente el riesgo de presentar náuseas y vómitos.

o    Es recomendable también reducir el contenido en grasas de los alimentos ya provocan que el estómago tarde más tiempo en liberar el alimento al intestino, y el riesgo de padecer náuseas y vómitos aumente.
 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.