Complicaciones generales de la nutrición enteral

31 Ago 2022
Madrid

Carolina Martínez García y Elena Gómez Relaño

Enfermeras del Servicio de endocrinología y nutrición del Hospital universitario la princesa.

La medicina moderna ha revindicado la importancia de la nutrición para la correcta evolución de un tratamiento clínico o incluso para mejorar la sintomatología de ciertas patologías. 

Para aquellas personas que no puedan llegar a sus requerimientos nutricionales o que tienen imposibilidad de ingesta oral asociado con alguna patología, existen alternativas de alimentación, que tienen el objetivo de proporcionarle al paciente todos los nutrientes que necesita. 

Gracias a estos avances en la medicina, en la actualidad disponemos de varios tipos de administración, como es el caso de la administración de nutrición enteral (NE) por jeringa o bolus. Método, donde la fórmula nutricional se inyecta directamente a través de una sonda con una jeringa. 

Sin embargo, a pesar de todos los beneficiosque aporta este método de administración. Existen algunas complicaciones propias de su uso que debemos evitar. 

Complicaciones de la administración NE con jeringa 

1. Complicaciones del tipo mecánicas 

Es una complicación bastante frecuente.  

Causas: se produce por la falta de lavados tras uso de sonda (medicación y NE). 

Intervención 

Irrigar con 50 ml de agua tibia antes y después de cada uso. Si consigue desobstruir la sonda puede reiniciar la nutrición según pauta. 

Si por cualquier motivo no se administra nutrición durante un periodo mayor a 8 horas, se deben asegurar lavados con 50 ml de agua cada 8 horas.  

Observación: Si no se desobstruye avisar a su equipo médico. 

  • Obstrucción de la sonda 

En sonda Nasogástrica (SNG): 

Causas 

Se produce por una incorrecta fijación de la sonda o por una manipulación accidental. 

Intervención 

Realizar cuidados diarios de la nariz y asegurar una correcta fijación.  

En sonda de Gastrostomía (PEG): 

Causas 

Se produce cuando se desinfla el balón gástrico o por un traumatismo 

Intervención 

Comprobar inflado del balón cada 15 días. 

Acudir al centro hospitalario antes de que pasen 24horas. 

  • Desplazamiento o salida accidental de la sonda 

Causas 

Exceso de presión en un mismo punto. 

Falta de higiene.  

Fuga de contenido gástrico por perisonda. 

Intervención 

Generales: 

Realizar una correcta higiene diaria según las indicaciones de su enfermera.  

Vigilar signos de infección, así como los puntos de presión y fricción para prevenir úlceras por presión. 

Si persisten síntomas contactar con su equipo de nutrición. 

Específicas: 

SNG 

Mover diariamente la sonda. 

Mantener higiene diaria y zona seca. 

 PEG 

Rotar 360º la sonda.  

Limpiar estoma con agua y jabón con pH neutro y secar.  

Colocar una gasa entre el disco y la piel.  

  • Lesiones en la piel 

Causas 

Provocada por una sonda defectuosa o por un uso erróneo. 

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  •  Rotura de sonda 

2. Complicaciones del tipo respiratorias 

Se produce cuando pasa contenido gástrico a las vías respiratorias, con el peligro de ocasionar una infección respiratoria. 

Causas 

Lo puede provocar una incorrecta posición de la sonda. 

Una sobrealimentación. 

Un paciente en una posición inadecuada puede provocar esta complicación. 

Un exceso de residuo gástrico. 

Se puede producir cuando aumenta el ritmo de infusión. 

Síntomas 

Tos 

Cambios en la voz (disfonía) 

Ruidos respiratorios (estridor) 

Fiebre  

Pérdida del conocimiento  

Muerte 

Intervención 

Acudir al hospital para valoración médica. 

  • Broncoaspiración 

3. Complicaciones del tipo gastrointestinales 

Se considera diarrea cuando una persona tiene más de 5 deposiciones al día o más de una deposición de 1 litro.  

Causas 

Falta de higiene. 

Aumento en la velocidad de infusión. 

Fórmula enteral inadecuada. 

Alteración de flora intestinal. 

Intervención 

Disminuir el ritmo de infusión, espaciar el tiempo entre toma y toma. 

Si aun así persiste, contactar con su equipo de nutrición. 

  • Diarrea  

Cuando una persona realiza tres o menos evacuaciones a la semana y las deposiciones son duras y secas, se considera que padece estreñimiento. 

Causas 

Por la inmovilidad del paciente. 

La fórmula de NE no tiene fibra suficiente. 

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  • Estreñimiento 

Causas 

Posición incorrecta del paciente o de la sonda. 

Aumento de ritmo de infusión.  

Enlentecimiento del vaciado gástrico. 

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  • Náuseas y vómitos 

Causas 

Incorrecta posición de sonda. 

Sobrealimentación. 

Retraso del vaciado gástrico. 

Alteración del peristaltismo. 

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  • Distensión abdominal

Causas 

Administración de tomas demasiado rápido. 

Enlentecimiento del vaciado gástrico. 

Intervención 

Espaciar el tiempo entre toma y toma.  

Si los síntomas persisten, contactar con su equipo de nutrición. 

  • Residuo gástrico superior a 200ml 

4. Complicaciones Metabólicas 

Se considera que una persona tiene hiperglucemia cuando los niveles de glucosa en sangre superan los 100 mg/dl (en personas sin diabetes). En cambio, si sus niveles se encuentran por debajo de los 70 mg/dl se considera que padece hipoglucemia. 

  • Hiperglucemia o hipoglucemia en caso de diabetes mellitus 

Una ingesta deficiente o elevada de líquidos puede provocar deshidratación o hiperhidratación. 

Causas 

Pérdida o ganancia brusca de peso

Edemas

Fiebre 

Diarrea

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  • Deshidratación o hiperhidratación  

Causas 

Pérdida o ganancia brusca de peso

Edemas

Fiebre 

Diarrea

Intervención 

Contactar con su equipo de nutrición. 

  • Desequilibrio electrolítico 

1Para conocer los beneficios accede al artículo través del enlace.

Bibliografía 

Álvarez Hernández J, Peláez Torres N, Muñoz Jiménez A. Utilización clínica de la Nutrición Enteral. Nutrición Hospitalaria. 2006; 21 (2):87-99 

Ocón Bretón J, Benito Ruesca P, et al. Evaluación de un programa de nutrición enteral domiciliaria. Endocrino nutrición. 2002;49(6):179-184 

Martínez M.A, M.J Arbones et al. Nutrición artificial domiciliaria. Endocrino nutrición. 2004; 51 (4):173-182. 

Alzueta Istúriz N, Lacasa Arregui C. Nuevos sistemas de conexión para la administración de nutrición enteral. Panorama Actual del Medicamento. 2015; 39 (388):955-958. 

Gómez López L, Ladero Morales M, García Alcolea B, et al. Cuidados de las vías de acceso en nutrición enteral. Nutrición Hospitalaria. Suplementos. 2011; 4 (1):23-31. 

NHS. Nutrition support in adults: oral nutrition support, enteral tube feeding and parenteral nutrition. London: National Institute for Clinical Excellence 2017. 

Arribas L, Frías L, Creus G et al. Document of standarditation of enteral nutrition Access in adults. Nutrición Hospitalaria. 2014; 30 (1)1-14. 

NHS. Nutrition support in adults: oral nutrition support, enteral tube feeding and parenteral nutrition. London: National Institute for Clinical Excellence 2017. 

Joanna Briggs Institute. Métodos para determinar la colocación correcta de una sonda nasogástrica en pacientes adultos. JBI. Best Practice 2010;14(1):1-4 

Pereira Cunill J.L, Martínez Ortega A.J et al. La medición del residuo gástrico en nutrición enteral. Nutrición Clínica en Medicina. 2016; 10 (2): 108-121. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 1. SNG y sonda de gastrostomía. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 2.   Material necesario. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 3. Conexión ENFit. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 4. Numeración de Gastrostomía. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

 Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 5. Numeración SNG. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

 Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 6. Comprobar residuo gástrico. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 7. Lavar con agua. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 8. Verter NE en vaso medidor. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 9. Cargar NE en jeringa. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 10. Purgar jeringa. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 11. Conectar jeringa a la sonda. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 12. Administrar NE. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 13. Lavar sonda con agua. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

 Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 14. Pinzar sonda. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

 Martínez García C, Gómez Relaño E. Imagen 15.  Cierre de tapón. Hospital Universitario La Princesa. Madrid. 2020. 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.