¿Y después de la cirugía?

05 Mayo 2022
Jerez de la Frontera
Nutrición post-quirúrgica

Dr. Manuel Cayón Blanco

Médico especialista en Endocrinología y Nutrición en el Hospital Universitario de Jerez de la Frontera.

Las experiencias del personal sanitario con los pacientes postquirúrgicos han modificado el modus operandi de algunas áreas de la medicina moderna. El surgimiento de la estrategia ERAS, o la recuperación mejorada después de la cirugía, es un ejemplo de ello. 

Tras agrupar varias prácticas efectivas para el cuidado perioperatorio de los pacientes quirúrgicos, el cirujano colorrectal danés, Henrik Kehlet, se percató de que siguiendo varios pasos específicos se podía reducir la estancia hospitalaria y recuperar el estado general de las personas que se sometían a una cirugía. 

La intervención sobre el estado nutricional de las personas que se someten a una cirugía forma parte de sea serie de actuaciones, tanto anestésicas como de cuidados médicos generales, destinadas a disminuir las complicaciones asociadas a la intervención, y aunque históricamente parte de esa estrategia de recuperación consistía en un ayuno prolongado tras una intervención quirúrgica, cada vez existen más evidencias a favor de evitar períodos prolongados de ayuno tras la cirugía ya que se asocia a una menor tasa de complicaciones y con resultados clínicos más favorables. De acuerdo con estas evidencias, actualmente se recomienda reanudar la ingesta siempre que se pueda, dentro de las primeras 24 horas tras la intervención.  

Tras una actuación quirúrgica sobre el abdomen, el aparato digestivo entra en una fase de letargo, o inactividad denominada técnicamente íleo. La duración de este íleo varía del tipo de intervención y del lugar del tracto digestivo que se trate. El intestino por otro lado recupera su movilidad entre las 6 y 24 horas posteriores a la intervención. Este tiempo de recuperación depende también de los fármacos empleados, anestésicos, entre otros, por lo que dentro de la estrategia ERAS se promueve su cese tan pronto como sea innecesario. No te sorprendas si, tal vez tu médico te anima a mascar chicle para facilitar ese despertar intestinal. Existen muchas evidencias de que siguiendo estas directrices, en la gran mayoría de los casos, el tracto digestivo se puede empezar a emplear para la administración de nutrientes de forma precoz.  

No todas las intervenciones son iguales. La principal diferencia radica en el tipo de órganos sobre el cual es necesario intervenir. Esto, obviamente, condiciona la vía de administración de los nutrientes. Así, por ejemplo, en las personas que han sido intervenidas de un problema que afecta al colon, recto, útero, ovarios, vejiga urinaria, o sea, la parte inferior del abdomen es más factible iniciar la administración de alimentos y/o suplementos nutricionales por boca. 

En otros casos, como en algunas intervenciones sobre estómago o páncreas, o previsión de una ingesta natural no conveniente, se requiere de una alimentación enteral transitoria; mediante un tubo flexible con su extremo alojado en una parte del tracto digestivo alejado de la zona intervenida. 

 En caso de ser necesario se implanta en el mismo acto quirúrgico durante la operación, y el cirujano informará previamente y valorará, en cada caso, la idoneidad del empleo de esta técnica.  

Prácticas habituales 

Si antes de la intervención eras un candidato adecuado para recibir alguna formulación inmunomoduladora, se mantendrá esa misma suplementación durante 5 días tras la cirugía. Con esta estrategia, se ha observado que las infecciones postoperatorias disminuyen.  

Sobre la composición nutricional postoperatoria, cada vez hay más evidencias de que el empleo de una nutrición rica en proteínas (hiperproteica) se asocia a una mejor recuperación postquirúrgica y nutricional. Tu médico recomendará, dentro de los planes de cuidados tras la operación, una dieta hiperproteica suplementada o no con productos hiperproteicos en caso de ser necesarios.  

 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.