Prevalencia y causas de la sarcopenia

14 Jul 2021
Valencia

Dra. Silvana Rada 

Médico especialista en geriatría. Hospital La Pedrera

Datos sobre frecuencia: 

Los datos varían según la definición aceptada y las técnicas utilizadas para la medición. Pero está claro que la prevalencia aumenta con la edad, concentrandose la mayor parte en la población anciana. Este numero aumenta en personas hospitalizadas e institucionalizadas en residencias. Sin embargo según los  estudios en aquellas personas que no se encuentran en estos ambitos los porcentajes están en torno a 10-15%. Si sólo consideráramos la pérdida de masa muscular este porcentaje sería mayor. 

Causas

Se puede diferenciar la sarcopenia en primaria y secundaria.  

  • La primaria es la que no se asocia a causa evidente excepto al envejecimiento.
  • La secundaria puede deberse a diferentes factores: relacionados con la movilidad, con la presentación de enfermedad o con los hábitos nutricionales. 

Los factores causantes de sarcopenia pueden agruparse en torno a los  principales “actores” implicados en su desarrollo, que son: sistema nervioso central, hormonas, estilo de vida y músculo.  

  • Sistema nervioso central: la pérdida de las motoneuronas en la médula espinal es muy importante en la sarcopenia, para mantener la masa y la potencia muscular es imprescindible una buena inervación
  • Hormonas: Hay diferentes hormonas implicadas en el desarrollo de la sarcopenia: hormona del crecimiento, hormonas sexuales, corticosteroides, insulina… 
  • Estilo de vida: el sedentarismo típico de los países occidentales hace que la inactividad acelere la pérdida muscular. Está demostrado que sólo 10 días de reposo en cama en un anciano puede conllevar una pérdida de 1,5 kgs de masa muscular ( fundamentalmente en miembros inferiores) y una disminución del 15% de la fuerza de extensión de la rodilla.  
  • Músculo: Hay una relación fundamental con la nutrición y en concreto con las proteínas.  El músculo, además  de la función de soporte, es el lugar donde se almacenan las proteínas. Así pues, tiene un papel fundamental en la reserva y en la regulación de las mismas. Cuando una persona es ingresada disminuye su masa muscular de forma importante; puesto que las proteínas se movilizan para realizar funciones vitales en estos momentos como cicatrización de tejidos o defensa frente a infecciones.  

La ingesta de proteínas constituye un elemento imprescindible para lograr una adecuada masa muscular en la juventud que se mantenga hasta edades avanzadas, y es también muy importante optimizar la ingesta de proteínas en los mayores. Un alto porcentaje de mayores de 50 años consume proteínas por debajo de las recomendadas. Este porcentaje es mayor en mujeres que hombres: se estima que un 32-44% de mujeres y un 22-38% de varones consumen proteínas por debajo de las recomendadas.  

Las causas de esta pobre ingesta pueden ser por cambios que se producen en el envejecimiento de forma fisiológica  ( como alteraciones en el gusto y el olfato o pérdida de piezas dentarias), por patologías ( tanto por las propias enfermedades como por los fármacos que se prescriben), socio-económicos (precariedad económica, aislamiento asociados en ocasiones) o por cambios psicológicos( hábitos alimentarios rígidos, manías, desinterés..). Además de esta disminución en la ingesta, nos encontramos con que las necesidades proteicas de los mayores parecen estar aumentadas. Al contrario de lo que se creía hace unos años, se ha visto que hay una resistencia a la síntesis proteica e incapacidad para reducir el catabolismo proteico lo que ha llevado a aumentar las recomendaciones.  

Es importante recordar que las proteínas se encuentran presentes mayoritariamente en alimentos de origen animal como en la carne (pavo, pollo, ternera…) , pescado ( atún, salmón), en la leche y sus derivados o en los huevos; pero también son alimentos ricos en proteínas alimentos vegetales como las legumbres, la soja, los cereales y frutos secos.  

 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.