El HIIT durante y después del Cáncer

16 Feb 2021

Dr. Antonio Cuesta-Vargas
Catedrático de Fisioterapia en Universidad de Málaga, Andalucia Tech, Instituto de Investigacion Biomédica de Malaga (IBIMA), Grupo de Clinimetria (F-14).

El famoso entrenamiento físico de alta intensidad por intervalos (HIIT, de sus siglas en ingles High-Intensity Interval Training), también ha sido incluido en el entrenamiento físico en entornos clínicos ya que, en personas con obesidad, diabetes y algunas afecciones cardiovasculares o neurológicas ha demostrado ser seguro y efectivo para mejorar la condición funcional. Pero, ¿y en pacientes con cáncer?

Según un estudio en el que se revisaron 1453 estudios científicos para seleccionar los 12 mejores y que tenía como objetivo responder a la pregunta de si este tipo de entreno es más efectivo que el cuidado habitual u otros tipos de ejercicio físico en los pacientes con cáncer tanto durante como después del cáncer, la principal conclusión fue que esta modalidad de entrenamiento clínico fue superior al cuidado habitual en los 6 mejores ensayos clínicos, sobre el cansancio relacionado con el cáncer, la calidad de vida, el porcentaje muscular y de grasa, así como en los biomarcadores sanguíneos y la condición funcional medida como el volumen máximo de oxígeno (VO2max). Sin embargo, en los 4 mejores ensayos que compararon con el entrenamiento físico de moderada intensidad, la conclusión no fue clara, ya que dos demostraron superioridad en el HIIT, en uno no hubo diferencias y el cuarto favoreció al grupo de moderado intensidad en cuanto a la capacidad funciona expresada en VO2max. 

Como siempre la recomendación debe ser valorar de forma personalizada cada caso, pero existen pruebas científicas solidas a favor de esta modalidad, siempre que las condiciones clínicas de cada caso sean similares a los casos de los estudios, los cuales son principalmente cáncer de mama, colon, recto y testicular. Los programas de HIIT oscilaron entre 3 y 12 semanas, pero la mayoría rondan las 6 semanas con al menos 2 sesiones semanales. La sistemática más habitual fue 4 series de 4 minutos andando/corriendo entre el 75-95% VO2max, con al menos 3 minutos de recuperación activa en un 10% del umbral ventilatorio, siempre en el contexto de una sesión de preparación con calentamiento y vuelta a la calma. 

En la práctica clínica con este perfil de pacientes es muy difícil, mantener un esfuerzo de esa intensidad relativa (75-95% VO2max) por encima de 120 segundos, si no hay una experiencia vital previa de deporte o una aproximación progresiva y supervisada de entrenamientos clínicos de moderada intensidad, por lo que otras combinaciones de intervalos y tiempo podrían ser un paso intermedio, como por ejemplo 5-7 series de 2 minutos 90% y 2 minutos al 55% V02max.

FUENTE 
Mugele, H., Freitag, N., Wilhelmi, J. et al. High-intensity interval training in the therapy and aftercare of cancer patients: a systematic review with meta-analysis. J Cancer Surviv 13, 205–223 (2019). https://doi.org/10.1007/s11764-019-00743-3
 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.