Ejercicio en la Insuficiencia renal

02 Feb 2022
Cádiz

Dr. Jary Lorenzo Perelló Martínez

Especialista adjunto del Servicio de nefrología en el Hospital Universitario de Jerez de la Frontera.

La enfermedad renal crónica es un problema de salud creciente en todo el mundo. Según el Registro Español de enfermos renales de 20191 la incidencia de esta enfermedad continúa en ascenso, siendo más acusada en varones mayores de 65 años. La diabetes continúa siendo la mayor causa de enfermedad renal primaria y subsecuentes requerimientos de terapia renal sustitutiva. La prevalencia continúa creciendo, siendo el grupo comprendido entre 65-74 años el de mayor incremento. Desde el punto de vista de trasplante renal, nuestro país continúa siendo líder a nivel mundial en esa categoría y en la de donantes. Hasta un 55% de los pacientes con enfermedad renal terminal está trasplantado, situación que se pone de manifiesto con un descenso progresivo de pacientes en hemodiálisis.

Los pacientes renales se ven afectados por las mismas patologías que la población general. Sin embargo, los factores de riesgo cardiovascular en este tipo de pacientes deben ser manejados de manera estricta, ya que un alto porcentaje de pacientes renales muere por causas cardiovasculares.

En el manejo de los factores de riesgos cardiovasculares se erige como piedra angular las modificaciones en los hábitos higiénico-dietéticos; siendo las indicaciones de actividad física, cese de hábitos tóxicos y dieta saludable las primeras prescripciones que realiza un facultativo tras el primer contacto con el paciente. Estas mismas indicaciones son extensibles a la comunidad de pacientes renales, pero es necesario destacar el control estricto de la dieta; pudiendo precisar restricciones incluso de alimentos cotidianos como es el caso de la restricción de consumo de proteínas en pacientes ERCA o la restricción hídrica en pacientes en diálisis. Como consecuencia, en algunos casos, podría conllevar a situaciones de desnutrición.

A pesar de que a lo largo de los años se han desarrollado herramientas con el fin de ayudar a los pacientes renales en su dieta (identificar alimentos o combinaciones nocivas) y en su actividad física recomendada, un porcentaje nada despreciable de pacientes se encuentran en un limbo alimenticio y de inactividad física que puede llegar a repercutir en su estado nutricional y consecuentemente es su composición corporal, ganando masa grasa y perdiendo masa muscular.

El paciente renal durante el curso de su enfermedad puede sufrir sintomatología muy variada. Esta puede ir desde síntomas leves en los estadios iniciales hasta el desarrollo del síndrome urémico (anemia, astenia, hiporexia, náuseas, vómitos, trastornos cognitivos...) en estadios avanzados; e incluso llegar a precisar tratamiento renal sustitutivo en sus diferentes modalidades. En esta última situación el trasplante renal es el considerado más deseable, por la independencia desde el punto de vista general que otorga. Aunque no todos los pacientes pueden acceder a esta opción, y son muchos los que pasan a hemodiálisis con necesidad de asistir a un centro varias veces en semana o a diálisis peritoneal, con recambios periódicos ambulatorios o continuos.

La pérdida de masa muscular y de movilidad de manera progresiva son situaciones afines a un gran porcentaje de pacientes con enfermedad renal avanzada o en diálisis, repercutiendo en su calidad de vida y empeorando de manera indirecta su pronóstico vital.

Bibliografía

1.- Registro Español de Enfermos Renales (REER) 2019. http://www.registrorenal.es/ 

 

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.