Diagnóstico de la xerostomía

02 Sep 2021
Mérida

Dra. Maite Alonso

Médico Geriatra en el Equipo de Soporte de Cuidados Paliativos del Hospital de Mérida.

La Xerostomía puede ser un trastorno propio de la edad avanzada debido a la progresiva degeneración de las glándulas salivares que se produce, que además de provocar un impacto físico en las personas que la padecen, también produce un impacto psicosocial debido a la dificultad para aliementarse, la disgeusia y los problemas de comunicación que ocasiona.1 

Sus consecuencias en las personas mayores son dificultad para comunicarse, dificultad para masticar y tragar, disfagia y desnutrición proteico-calórica.

La evaluación del grado de disfunción de las glándulas salivares ha sido un objetivo básico para la ciencia y son numerosos los procedimientos y métodos que en la actualidad se utilizan con objeto de conseguir un diagnóstico efectivo, precoz y de alta eficacia. 

Para poder diagnosticarla es esencial la elaboración de un historial clínico orientado al aislamiento de posibles enfermedades subyacentes a este síntoma y a la ingesta de determinados fármacos con capacidad de inducir a cuadros de hiposalivación. Para hacerlo se llevará a cabo una entrevista persona que incluirá preguntas relacionadas con: 

  • La cantidad y frecuencia del agua ingerida a diario  
  • Posibles dificultades relacionadas con la deglución 
  • Sensaciones tales como la quemazón en la cavidad oral.  

Otro procedimiento de gran interés en el diagnóstico clínico y en la evaluación de la xerostomía será la realización de una adecuada inspección clínica de la cavidad oral de la persona. Así, es posible observar : 

  • La posible ausencia de saliva en el suelo de la boca 
  • Mucosa oral y lingual de aspecto seco, eritematosa. 
  • Fisuras en la mucosa oral o lingual 
  • La presencia de caries dentales. 
  • Episodios de gingivitis.2 

Entre las pruebas complementarias según la clínica que se pueden realizar destacan: 

  • Exámenes de laboratorio: Hemograma, perfil bioquímico completo, ferritina, vitamina B12  ácido fólico, inmunoglobulinas, serología si se sospecha infección viral y exámenes  reumatológicos:  ANA, ENA. 
  • Pruebas de imagen: Ecografía, TAC, sialografía. 
  • Pruebas Funcionales: Sialometría, test de Schirmer. 
  • Microbiológicos: cuando se sospeche candidiasis u otra infección oral. 
  • Histológicos: Biopsia de glándula salival menor para confirmar un Sjögren. 

Bibliografía:

  1. Mercadante V, Al Hamad A, Lodi G, Porter S, Fedele S. Interventions for the management of  radiotherapy-induced xerostomia and hyposalivation: A systematic review and meta-analysis. Oral Oncol. 2017 Mar; 66:64-74. doi:10.1016/j. oraloncology.2016.12.031. Epub 2017 Jan 19. Review.  
  2. Emilio González Jimenez , Mª José Aguilar Cordero , Rafael Guisado Barrilao , Juan Miguel Tristán Fernández , Pedro Antonio García López, Judit Alvarez Ferre. Xerostomía:  Diagnóstico y Manejo Clínico. REV CLIN MED FAM 2009; 2(6): 300-304. 
  3. J Patricio Ulloa B, Felipe Fredes C . Manejo actual de la xerostomía. Rev . Otorrinolaringol.. Cir. Cabeza cuello 2016; 76: 243-248. 
Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.