¿Cómo se trata la disfagia? 

29 Nov 2021
Ciudad Real

Dr. Santiago Navarro Muñoz

Servicio de Neurología del Hospital La Mancha Centro – Alcázar de San Juan.

La disfagia es una alteración o dificultad en la deglución debido a que su eficacia y seguridad están alteradas. Puede producirse por un proceso agudo, algo puntual, o por el contrario puede ser algo progresivo producido por el envejecimiento o por la presencia de enfermedades (neurológicas, traumatismos, cáncer, etc.).La medicina moderna ha encontrado varios tratamientos para la disfagia, que son fijados de acuerdo a su causa.

1. Si tiene disfagia debido a un problema en la boca y en la parte superior de la garganta, su médico podría derivarlo al especialista que en este caso sería el otorrinolaringólogo. Además, de resolver la causa que está provocando la disfagia, esta persona puede enseñarle ejercicios para ayudarlo a tragar y también puede sugerirle formas de modificar su dieta.  

2. Si el problema afecta a su esófago, su médico podría derivarlo al especialista que en este caso sería el de aparato digestivo. Los tratamientos pueden incluir:     

  • Dilatación esofágica: para este procedimiento, el médico usa un endoscopio con un globo especial en el extremo para estirar y ensanchar suavemente el esófago.  

  • Cirugía: los médicos pueden realizar una cirugía para extirpar cualquier tumor u otro tejido anormal en el esófago.  

  • Medicamentos: los medicamentos utilizados para tratar la disfagia incluyen:   

    • Medicamentos que reducen el ácido del estómago, como los inhibidores de la bomba de protones.   

    • Medicamentos para tratar una infección del esófago.  

3. Si la disfagia tiene una causa neurológica, como ocurre en el caso de la demencia vascular, tendrá dificultad para tragar alimentos sólidos pero sobre todo alimentos líquidos por lo que es posible que su médico le derive al especialista que en este caso es el neurólogo.  

Debe mantenerse un estado nutricional adecuado, ya que la desnutrición en esta enfermedad empeora el pronóstico y conlleva un mayor número de complicaciones. Es muy importante que su médico valore la deglución o capacidad para tragar ya que hasta un 25-50% de personas que han sufrido un ictus o tiene demencia vascular pueden presentar disfagia, lo que incrementa el riesgo de muerte súbita, de neumonías por aspiración, de deshidratación y de malnutrición.  

El tratamiento consiste en una adaptación de la dieta mediante: 

  • Dieta blanda o triturada para evitar atragantamientos, que cubra sus requerimientos nutricionales.  

  • Líquidos con espesantes para asegurar una adecuada hidratación y evitar que los alimentos líquidos pasen a la vía respiratoria de forma accidental pudiendo provocar una neumonía potencialmente grave.  

  • Se indicaran medidas físicas para minimizar los riesgos: comer sentado, cuello flexionado o rotado para facilitar la deglución, evitar la ingesta de alimentos muy líquidos,  ingerir el alimento en pequeñas cantidades…).  

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.