Acciones de la Vitamina D

01 Ene 2022
Sevilla

Dr. Fernando Garrachón Vallo

Medicina interna  en el Hospital Universitario Virgen Macarena.

Cada vez se conocen más acciones de la Vitamina D (u hormona D, como se le llama cada vez más). Revisaremos aquí las mejor conocidas y más relevantes, de una forma resumida. 

1.- Mantener los niveles de calcio. Es  la función más importante y conocida. Lo hace mediante tres acciones simultáneas: en el intestino, aumentando la absorción del calcio que hemos ingerido con la dieta, en el hueso, aumentando a la vez la producción y la destrucción de hueso,  y en el riñón, disminuyendo la eliminación de calcio. Simultáneamente, colabora a mantener unos niveles adecuados de fósforo.  

2.- Colabora a mantener el hueso. El hueso – como todo el cuerpo – está en constante formación y destrucción. La Vitamina D promueve tanto la formación como la destrucción de hueso, estimulando células que forman una especie de armazón blando (la matriz ósea), sobre el que se va depositando calcio - también con la ayuda de la vitamina – y, al mismo tiempo, estimula células que destruyen esta estructura, dando lugar a lo que se conoce como remodelación ósea. Es un mecanismo fundamental para que los huesos puedan crecer, adaptarse y sanar. También estimula la producción de cartílago.  

3.- Sobre el músculo. Aunque aún hay muchos interrogantes por resolver en este campo, parece claro que la Vitamina D tiene efectos sobre la función muscular – incluyendo la cardiaca – que se manifiestan en las personas con niveles bajos de ella. Por ejemplo, el déficit de Vitamina D da lugar a dolores musculares, a una menor fuerza de prensión de la mano y de la musculatura proximal de las extremidades, y a un incremento de caídas, que se corrigen cuando se consiguen niveles normales de Vitamina D en sangre. 

4.- Sobre la función celular. La Vitamina D tiene un efecto sobre las células en el sentido de que disminuye su proliferación – su multiplicación –, las hace “madurar” – que se diferencien – y  programa su muerte – lo que se denomina apoptosis, o muerte celular programada –, incluso en células cancerosas. Ello ha abierto campo muy interesante de investigación ya que podría proteger frente al inicio y progresión de determinados tumores.  

5.- Sobre el sistema inmunitario, posee numerosas acciones, que dan lugar a estos efectos: 

  • Protege de algunas infecciones. Esta acción se conoce desde hace años, pero ha alcanzado un máximo interés durante la pandemia de COVID-19. Cuando se trata con Vitamina D a personas con niveles bajos, se mejora su capacidad de respuesta a infecciones – especialmente respiratorias – producidas por diversos tipos de gérmenes, incluyendo virus. Actualmente se analiza si esta repuesta puede obtenerse en personas con niveles normales de Vitamina D.  
  • Parece ser beneficiosa en el tratamiento de enfermedades autoinmunes, tales como Artritis reumatoide, Enfermedad inflamatoria intestinal, Esclerosis múltiple o Psoriasis. 

6.- Sobre el sistema cardiovascular. Parece que está relacionada con la hipertensión arterial, de tal forma que las personas con niveles bajos de Vitamina D tienden a tener cifras de presión arterial más elevadas. Incluso parece que la administración de Vitamina D mejoró la presión arterial de un grupo de personas mayores con hipertensión. Las personas con déficit de vitamina D tienen mayor riesgo de sufrir infarto de miocardio, ictus, insuficiencia cardiaca, enfermedad vascular periférica, entre otros.  

7.- Sobre la diabetes. Parece que la Vitamina D promueve la secreción de insulina, y quizá también mejora su acción. 

8.- Sobre el sistema nervioso. Se conocen numerosas acciones bioquímicas de la Vitamina D en el cerebro. Por ese motivo y por estudios epidemiológicos, se piensa que puede estar implicada en enfermedades como la Esclerosis múltiple, la enfermedad vascular cerebral o el Alzheimer. Se sabe que existe una relación entre los niveles bajos de Vitamina D y el deterioro cognitivo.  

Un montón de recomendaciones nutricionales, artículos y consejos para cuidar de tus pacientes.
saber más
Bienvenidos a Fresenius Kabi
Soy Paciente
Entrar
Soy Profesional
Entrar
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.
Acceso sólo para Profesionales
La información de esta página web está dirigida exclusivamente a profesionales sanitarios , por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Por favor, absténgase de entrar en caso contrario.